Google+ Followers

INNSTAGRAM

Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 11 de enero de 2018

CALLOS DE CORDERO

Esta es una receta que solía hacer mi abuela y mi madre en el bar restaurante, que tuvieron mis padres durante años. En casa nos gustan mucho hechos de esta manera quedan muy ricos mejor dicho para mojar con pan lo único es que yo los hago de cordero.
INGREDIENTES:
1 kg. De callos de cordero
4  dientes de ajo
2 pimientos choriceros
100 gr. de chorizo picante
100 de panceta
100 g de butifarra negra
4 cucharadas de salsa de tomate
1 cucharadas de harina
Agua
Aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre
Sal
2 cucharadas de pimentón dulce
2  guindillas
1 hoja de laurel
ELABORACIÓN:
Limpiaremos  bien  los callos. Colócalos en la olla rápida con agua fría y ponla a calentar. Cuando el agua empiece a hervir, cuécelos durante 3 minutos. Tira el agua y repite el proceso.
Retira el agua y cúbrelos con agua fresca. Agrega 2 dientes de ajo (con piel), 2 cucharadas de harina, 2 cucharadas de vinagre, 1 cucharada de pimentón y las hojas de laurel. Sazona, coloca la tapa y cuécelos durante 45 minutos (a partir de que comience a salir el vapor). Reserva el agua de la cocción y trocea la carne en trozos de bocado. Pon los pimientos choriceros a remojo con agua caliente.
Pela y lamina los otros 2 dientes de ajos y rehógalos en una tartera con un chorrito de aceite. Añade, el chorizo (cortado en lonchas), la panceta (cortado en dados) y unos trozos de butifarra negra la guindilla. Rehoga un poco e incorpora la carne de los pimientos choriceros (bien picadita), 1 cucharada de pimentón y la salsa de tomate.
Vierte un poco del caldo (reservado anteriormente). Agrega los callos  troceados. Cocina el conjunto a fuego suave durante 15 minutos hasta conseguir que los sabores de los ingredientes queden perfectamente integrados y que la salsa adquiera la textura deseada.
Consejo:

Cuanto más tiempo lo dejemos cocinando en la salsa más engordará ésta. Y un buen consejo: si lo dejamos reposando en la salsa de un día para otro, mejor que mejor.

1 comentario:

  1. Qué ganas me han entrado de comer un buen plato de callos como el tuyo. Tienes razón de un día para otro aún están mejor.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar